Archivo mensual: noviembre 2014

El tiempo nos ha dado la razón…

Consulta2014_EDIIMA20140922_0571_5Ser pioneros tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes.

Desde que en 2011 empezamos nuestra andadura hemos ido consolidándonos como la consultora en geomarketing y microtargeting político de referencia en España y América Latina.

Durante este tiempo los éxitos han ido avalando nuestra metodología, al mismo tiempo que íbamos enriqueciendo nuestra experiencia gracias a nuestros clientes en España, desde luego, pero también en Chile, Ecuador, México, Bolivia, Argentina y Uruguay. Y, sin embargo, no era extraño que, principalmente cuando nuestros resultados no favorecían a alguna posición en concreto, se pusieran en duda nuestras conclusiones.

Desde nuestro punto de vista el resultado de la Consulta catalana ha venido a darnos la razón con el tiempo.

Empecemos con los antecedentes. En octubre de 2013 (hace ya más de un año) publicamos en nuestra web un estudio bajo el título “Qué pasaría si hubiera referendum de independencia en Cataluña” utilizaba nuestra metodología para intentar analizar el comportamiento de la población catalana.

Debemos recordar que, por aquel entonces, Artur Mas todavía no había pactado con ERC, ICV y la CUP el enunciado de las preguntas que posteriormente ha sometido a consulta el pasado domingo 9 de noviembre.

Posteriormente, este estudio ha tenido cierta repercusión mediática y ha sido recogido por los dos principales diarios de referencia en España, El Mundo (22/12/2013) y El País (15/7/2014). A raíz de aquello, no ha sido infrecuente que nuestra metodología haya sido puesto en duda por algunas personas cercanas a posturas favorables a la consulta, aunque lo normal han sido los comentarios de elogio.

Es complicado analizar la consulta del domingo, dadas las “peculiares” características de la misma. El censo del 9-N, por ejemplo, ha incluido cerca de un millón más de personas que el de las últimas autonómicas —porque pudieron votar los menores de entre 16 y 18 años (unos 134.000) y entre 800.000 y 900.000 extranjeros—, con lo que se calcula que el pasado domingo estaban llamados a las urnas unos 6,3 millones de catalanes. Aún así las coincidencias son muy ilustrativas. Ante la ausencia de un censo sobre el que poder trabajar y de las dificultades que la Generalitat pone para obtener los datos, nos hemos visto obligados a utilizar el último censo válido, que fue el utilizado en las Elecciones Europeas de 2014, para nuestros cálculos.

De manera muy rápida —porque el informe completo sigue disponible en nuestra web— vamos a repasar las principales conclusiones del informe y su equivalente en la consulta:

  • Sólo el 39,05% del pueblo catalán deseaba la independencia, frente a un 34,46% que optaba porque Cataluña siguiera siendo una Comunidad Autónoma o  23,10% de los consultados que preferirían que Cataluña fuera un estado dentro de España. Curiosamente esta cifra es muy similar a las distintas aproximaciones del resultado que se dan desde distintos medios (36,59% según la Generalitat), lo que vendría a mostrar una altísima movilización del independentismo, pero una escasa capacidad de crecimiento.
  • En nuestro informe, estimábamos que la intención de voto independentista —si se planteaba, como en este caso, una pregunta cerrada con respuesta de “sí” o “no”— crecía mínimamente respecto al sentimiento independentista (5,8 puntos). En este caso, el resultado del “Sí-Sí”, en cifras absolutas, ha sido ligeramente superior, un 4,16%, lo que de nuevo viene a refrendar esta idea.

Mapas

En cuanto al análisis territorial podría bastar, prácticamente, con comparar visualmente nuestro mapa con el de los resultados de la Generalitat pero es que, además, existe una enorme coincidencia en cuanto a las conclusiones del estudio que, por lo tanto, se ven ratificadas:

  • En nuestro estudio, ninguna de las 27 ciudades catalanas con más de 42.000 habitantes —donde residen más de 4 millones de personas— se registraba una mayoría independentista. Si comprobamos el resultado de la Consulta, en estas mismas 27 ciudades el independentismo, de media, sólo ha obtenido el 28,16% sobre el censo y no ha ganado en niguna de ellas. Su mejor resultado lo ha cosechado en Girona, con un 46,06%. En Barcelona, el independentismo sólo representa al 35,1% de los llamados a votar.
  • Por otra parte, en nuestro informe, reflejábamos que de las más de 600 ciudades favorables al independentismo, sólo 139 de ellas (un 21 %) superan los 2.000 habitantes, y únicamente 16 (2,4 %) estaban por encima de los 10.000. En este caso, el resultado de la consulta ha sido para los independentistas peor, incluso, de lo previsto, puesto que sólo ha vencido en 554 municipios, de los cuales 117 (un 21%) superan los 2.000 habitantes y únicamente 13 (2,3%) están por encima de 10.000. La ciudad de mayor tamaño donde se imponen los independentistas es Vic, con 41.191 habitantes.
  • Queda confirmado, por tanto, que el independentismo es una opción arraigada en pueblos y ciudades pequeñas —aunque ha perdido cierto fuelle—, en contra de lo que ocurre en ciudades medianas y grandes —donde sí se han movilizado más. Dado que la amplia mayoría de la población catalana se concentra en ciudades de este último perfil —solo el área metropolitana de Barcelona aglutina más del 40 % de la población de Cataluña—, esto implica que la amplia mayoría de la población reside en lugares donde el sentir independentista dista mucho de tener una fortaleza incontestable.

Por último, cabe destacar que la desviación media de lo previsto en nuestro estudio, por municipios, sobre los porcentajes alcanzados por el independentismo es sólo de 2,18 puntos y que en 109 municipios la diferencia es inferior al 1%, con lo que, coloquialmente, podemos presumir de haber “clavado” los resultados de la consulta con más de un año de antelación.

Es más, si observamos estos dos gráficos de dispersión, vemos, no sólo que las tendencias marcadas por nuestro estudio eran las correctas —los puntos se concentran dibujando una línea en diagonal— aunque son, por regla general, algo superiores al resultado obtenido por el independentismo, sino que además el grado de movilización, particularmente en las grandes ciudades (gráfica inferior) ha estado sensiblemente por debajo de lo esperado para los independentistas.

CoincidenciaCoincidencia entre ambos estudios

Nuestra misión empresarial está comprometida con la búsqueda de la excelencia en nuestro trabajo. En Dialoga, frente a los gurús, las intuiciones, las hormonas o la falta de rigor, apostamos por enfoques científicos y rigurosos y defendemos que las decisiones y la estrategia, también en la política y en la acción de los gobiernos, deben apoyarse en datos.

Publicado en Análisis | 2 comentarios

Análisis de la encuesta del CIS de octubre (II)

En la entrada anterior, “Análisis de la encuesta del CIS de octubre (I)“, detallamos cómo, desde nuestro punto de vista, había funcionado la “cocina” del CIS a la hora de hacer las estimaciones de voto para el Partido Popular.

En esta entrega vamos a continuar con el análisis, comenzando por el estudio de las transferencias del voto popular hacia otras fuerzas políticas.

Para ello, partiremos del análisis de la tabla de transferencia de voto entre recuerdo e intención de voto.

Según la matriz de transferencia, el 5,2% de los que recuerdan haber votado al PP en 2011 (recordemos, 9,8 MM) votaría ahora por el PSOE, es decir, 500.000 votantes en números redondos.

El resto de transferencias relevantes serían las siguientes:

  • Podemos, 600.000 votantes.
  • UPyD, 100.000 votantes.
  • Otros partidos, 500.000 votantes.
  • Indecisos, 1.800.000 votantes.

El gráfico de transferencia de voto popular sería el siguiente:

08 TRANSFERENCIAS

Resto de Partidos

Analicemos con el método utilizado para el PP al resto de partidos (en millones de votos):

09 Transferencias partidos

 El voto duro del PSOE se encuentra más movilizado que el del PP. Desde nuestro punto de vista, es probable que haya recuperado una gran parte de la abstención que tuvo en 2011, fundamentalmente proveniente del mundo rural y de los mayores de 50 años, tradicionales votantes socialistas, que abandonaron a Zapatero en 2011.

Tiene una transferencia positiva del PP de 500.000 votantes, con lo que se puede afirmar que prácticamente ha recuperado el voto “prestado” al PP en las últimas elecciones generales.

Por el contrario, está perdiendo por la izquierda un importante caudal de voto hacia Podemos y sigue manteniendo un alto rechazo entre sus antiguos votantes.

Respecto a Podemos, es imposible calcular su capacidad de crecimiento (porque no existe por razones obvias un “recuerdo de voto” donde apoyarse) aunque, vista su evolución y que la tendencia al alza no parece haberse moderado, podría tener todavía margen de mejora.

04 evolucion estimacion

Sí existe la posibilidad de analizar, teniendo en cuenta las transferencias ya descritas, el origen de los votos de Podemos. Hemos de tener en cuenta que, en el apartado “Otros” se incluyen nuevos votantes, abstencionistas crónicos y transferencias de partidos muy minoritarios:

10 voto podemos

Respecto a IU y UPyD, la irrupción de Podemos los ha devuelto a valores anteriores, incluso, a las Elecciones Generales de 2011, con riesgo de seguir siendo absorbidos por el partido de Pablo Iglesias.

Publicado en Análisis | Deja un comentario

Análisis de la encuesta del CIS de octubre (I)

intencion de voto directa 01La encuesta del CIS de Octubre de 2014 ha generado un auténtico seísmo en la política española. Por primera vez Podemos se ha situado como primera fuerza política en intención directa de voto, por encima del PSOE y del PP.

Sin embargo, la estimación de voto, que tiene en cuenta otras variables (recuerdo de voto, simpatía, etc.) modifica este resultado.

Para que podamos hacernos una idea clara del porqué de esta diferencia entre la intención de voto y la estimación del voto, podríamos decir que la intención de voto son las pruebas médicas que le hacen a un paciente, mientras que estimacion CIS 02la estimación se corresponde al diagnóstico médico, una vez realizadas las pruebas. Es decir, un médico, para determinar qué le ocurre a su paciente, ha de tener en cuenta las pruebas médicas, pero también otras variables como la edad, su forma de vida o su historial médico, etc.

Aun así, podemos decir que la evolución de la intención de voto directa a Podemos es muy significativa, como se puede observar en el siguiente gráfico.

03 evolucion

Hay que recordar que aunque se publicó primero, el trabajo de campo del sondeo de Metroscopia (28 al 29 de octubre de 2014) se realizó posteriormente al del CIS de octubre (1 al 13 de octubre), realizándose además en la semana en la que saltaba la operación Púnica.

Podemos alcanzar las siguientes conclusiones analizando el anterior gráfico:

  • El PP se desploma en intención directa de voto a partir de los escándalos de corrupción de las tarjetas black y la Operación Púnica, así como por la crisis del ébola.
  • El PSOE, que mantenía una ligera recuperación, en la encuesta de Metroscopia se estanca.
  • Podemos, por el contrario, aumenta exponencialmente su apoyo según aparecen los distintos casos de corrupción que están corroyendo el sistema político español.
  • UPyD e IU han dejado de ser el voto refugio de los españoles ante el bipartidismo debido al auge de Podemos, y se convierten en fuerzas residuales.

Estudiemos ahora esta misma evolución vinculada al voto estimado, con las lógicas reservas debido a la distinta metodología utilizada por las distintas encuestadoras.

 04 evolucion estimacion

Analizando el voto estimado de las distintas encuestas, podemos extraer las siguientes conclusiones:

  • El PP se diluye según aparecen casos de corrupción (analizaremos cómo evoluciona la preocupación de los españoles por este tema).
  • El PSOE mantiene un crecimiento pequeño, pero sostenido.
  • Podemos aumenta sus expectativas hasta convertirse en la fuerza más votada.
  • IU y UPyD siguen trayectorias inversamente proporcionales a las de Podemos.

“Spanish corruption”

economistObviamente la preocupación de los españoles por la corrupción ha aumentado sensiblemente en los últimos meses. El malestar ciudadano por los escándalos se ha disparado. Al mismo tiempo, se mantiene la percepción de la mala situación económica, que a pesar de los esfuerzos del gobierno, no logra mitigarse.

Si analizamos la serie histórica del CIS, en 2011 la corrupción solo era uno de los dos principales problemas para el 2,9% de los españoles. En 2012, tras los EREs y el caso Noos, aumentó hasta el 8,6% y a partir del caso Bárcenas (2013), la corrupción se convierte en el segundo problema para los españoles tras el desempleo, con el 40%. En el CIS de julio aumentó hasta el 42,7% y en el CIS de octubre se mantiene en el 42,3%.

05 problemas

Por el contrario, y a pesar de los esfuerzos del Gobierno por sostener el discurso de la recuperación económica, el desempleo se mantiene como primer problema para los españoles en torno al 80%, lo que desbarata sus esfuerzos para trasladar a la ciudadanía que estamos saliendo de la crisis.

Respecto a la situación política, cuando Mariano Rajoy tomó posesión el 74,1% la consideraba mala o muy mala y ahora esa impresión la tiene el 80,5%. La estabilidad que, según el PP, proporciona su mayoría absoluta ha empeorado la percepción ciudadana de la política. Es decir, con altibajos en tres años de legislatura ha bajado ligeramente la percepción negativa de la situación económica y ha subido la política, aunque ambos datos se mantienen por encima del 80%.

Y lo que ha cambiado, sobre todo, es que en octubre de 2011 solo un 9,2% apuntaba a la corrupción como el problema principal de España y ahora esa cifra llega al 42,3%. Es decir, a la crisis económica y política con la que Rajoy inició la legislatura, se ha sumado la crisis institucional que es la causa de que los ciudadanos manifiesten su impresión de que la corrupción afecta gravemente al país. En el momento en el que se suman todos esos factores, una gran parte de los ciudadanos ha encontrado refugio en Podemos. Al inicio de la legislatura eran IU y UPyD los que recogían una parte mínima de ese malestar y otra parte importante, siempre según la serie histórica del CIS, iba a la abstención. El partido de Pablo Iglesias ha logrado arrastrar a una porción importante de los que daban la espalda a las urnas.

Comportamiento electoral.

En las elecciones generales celebradas en 2011, el PP arrasó con el 44,62% de los sufragios y 10,8 Millones de votos, pasando por encima del PSOE que obtuvo el 28,73% y casi 6 millones de sufragios. La participación fue de un 71,69% del censo electoral.

Por el contrario, el último CIS arroja unos resultados muy diferentes, con unas transferencias de voto alarmantes para los dos grandes partidos, pero especialmente para el PP.

Para calcular la estimación de participación de la encuesta, hemos partido de la hipótesis de que los sociólogos del CIS han estimado que el voto directo, sobre el total de la población con derecho a voto, de Podemos es el mismo que sobre la participación. Es decir, si alcanzan un 17,6% sobre censo, el 22,5% es sobre la participación. Esto nos permite calcular que la participación estimada para las próximas elecciones generales es del 76,8%.

Con esta participación, los resultados serían los siguientes (siempre según la fórmula de estimación del CIS):

06 votos CIS

Pasemos a analizar las estructuras de voto de las diferentes fuerzas políticas y sus correspondientes transferencias de voto.

Partido Popular

El CIS atribuye al Partido Popular una intención directa de voto del 11,7%, lo que representa, sobre el total del censo, 4 millones de votos. Podemos afirmar que este es el actual voto duro del Partido Popular.

Por otro lado, la encuesta establece un 28,3% de recuerdo de voto PP sobre censo, lo que supondría 9,8 millones de votantes (Pregunta 29a). Por tanto, nos encontramos con que hay un 1 millón de votantes que ya no reconocen haber votado al PP en las elecciones de 2011. Estaríamos ante electores que parece que se arrepienten de haber votado al PP o de potencial voto oculto del partido.

En la pregunta 16 de los cruces por recuerdo de voto con probabilidad de voto al PP, estimamos que los que sitúan en el 0, no volverán a votar al PP bajo ninguna circunstancia. Esto supone un 17,1% sobre 9,8 millones, es decir, 1,7 millones de votantes.

Esto deja el potencial techo del Partido Popular en 9,1 millones, 1,8 millones más del voto estimado por el CIS.

Como decíamos antes, el CIS atribuye al PP una intención de voto de 7,3 millones de electores, con un voto duro de 4 millones y u 07 voto PP2n techo de 9,1 millones.  Con estas cifras, la estructura del voto popular es la que se muestra en el gráfico de la derecha.

Es decir, los que declaran su intención de votar al PP (11,7% sobre el censo) es lo que denominamos voto duro. La diferencia hasta la estimación del CIS del 27,5%, son los 3,3 Millones de votantes que si bien no afirman con rotundidad que votarán al PP, el CIS estima que lo más probable es que terminen haciéndolo. A estos votantes, los denominamos voto blando.

Las transferencias se corresponden con aquéllos que afirman que no volverán a votar al PP en ningún caso y que antes han votado PP. El voto que ha perdido el PP en beneficio de otras fuerzas políticas o de las abstención (no recuperable) se eleva hasta los 1,7 millones de electores.

Por último, nos encontramos con 1,8 millones de votantes que se encuentran en la abstención. La diferencia con el anterior grupo es que se trataría de abstencionistas potencialmente recuperables.

En próximas entradas, siguiendo con la metodología propuesta, analizaremos las entradas y salidas de votos del PP y del resto de fuerzas políticas.

Publicado en Análisis | 1 comentario