Archivo de la categoría: Opinión

DIALOGA AMPLÍA CAPITAL Y REFUERZA SU ÁREA DE DESARROLLO

Ayer, 17 de diciembre de 2014, se formalizó la ampliación de capital de la empresa sevillana Dialoga Consultores, para incorporar al accionariado a RealCom Abroad.

Dialoga, constituida en 2011 por un grupo de profesionales sevillanos, es una compañía que se ha especializado en el desarrollo y aplicación de soluciones para la mejora de la gestión, y de innovadoras aplicaciones del microtargeting y del geomarketing para organizaciones políticas, instituciones y empresas. En estos años, Dialoga ha prestado sus servicios en España y en América Latina, en Chile, Argentina, Uruguay, Bolivia, Ecuador, México o República Dominicana, entre otros.

RealCom Abroad, por su parte, es una empresa consolidada, dedicada al desarrollo de plataformas tecnológicas, con fuerte presencia en los mercados internacionales.

Mediante esta operación, la empresa sevillana refuerza su línea de desarrollo tecnológico y afronta el 2015 con buenas perspectivas de cara al mercado nacional y potenciar su apertura al mercado internacional.

Publicado en Opinión | Deja un comentario

Dialoga Consultores en El Correo de Andalucía

El Correo 081214

Publicado en Opinión | Deja un comentario

Dialoga Consultores en el diario El Correo

El Correo 06122014

Publicado en Opinión | Deja un comentario

Entrevista a Antonio Hernández

Entrevista a Antonio Hernández, socio consultor de Dialoga, en Sevilla Web Radio sobre las próximas elecciones municipales y la llegada de nuevas fuerzas políticas como Podemos o la plataforma Ganemos Sevilla.

Publicado en Análisis, Noticias, Opinión | Deja un comentario

Dialoga Consultores en las Jornadas del IECA

José Manuel López de Dialoga Consultores en la Jornada “Datos y Mapas para el progreso económico y social de Andalucía” del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA) celebrada en Málaga el 13 de junio de 2014.

Publicado en Noticias, Opinión | Deja un comentario

“El mapa del independentismo”, en El Mundo

En su edición de hoy, el diario El Mundo se hace eco de un informe elaborado por el Observatorio Dialoga el pasado mes de octubre, en el que se analiza el equilibrio de fuerzas entre las opciones independentistas y no independentistas en Cataluña de cara a un hipotético referéndum, y cuyas conclusiones siguen plenamente vigentes. Reproducimos a continuación el texto de la noticia; el informe completo puede consultarse haciendo clic aquí.

El mapa del independentismo

1502582_656053474438038_1771372847_oEl auge del independentismo catalán se nutre de su preponderancia en las zonas rurales o menos habitadas, mientras que la opción de la separación está lejos de ser mayoritaria en los núcleos urbanos, como el área metropolitana de Barcelona. Ésta es una de las principales conclusiones que se extraen de un informe de Dialoga Consultores sobre qué pasaría en Cataluña si se celebrase un referéndum soberanista.

El documento tiene fecha del mes de octubre, cuando Artur Mas todavía no había pactado con ERC, ICV y la CUP el enunciado de las preguntas que quiere someter a consulta el 9 de noviembre de 2014: “¿Quiere usted que Cataluña se convierta en un Estado? Y en caso de respuesta afirmativa, ¿quiere que este Estado sea independiente?”.

Dialoga Consultores extrae sus datos del cruce de la última encuesta del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat y los resultados de las elecciones autonómicas de 2012, cuando Mas planteó su desafío soberanista.

“La mayoría de catalanes no desea romper los lazos con el resto del país”, afirma como resumen el texto, que extrae conclusiones parecidas a las de las encuestas sobre este asunto publicadas hasta el momento: el número de independentistas puros es inferior a la suma de los que prefieren mantener el statu quo actual y el de los que querrían una nueva relación -federal, por ejemplo- entre Cataluña y el resto de España, pero sin alzar fronteras.

En el texto se afirma que existe «una correlación entre el tamaño de las ciudades» y el apoyo a la independencia: “El soberanismo es fuerte en las zonas menos pobladas de Cataluña, mientras que en las ciudades de mayor tamaño la mayoría apuesta por permanecer ligados al Estado español, aun cuando sea variando el marco concreto de relación”.

De esta conclusión se extrae otra: si “el independentismo pierde terreno en ciudades medianas y grandes”, la “amplia mayoría de la población” -sólo el área metropolitana de Barcelona aglutina a más del 40% de la población de Cataluña- “reside en lugares donde el sentir independentista dista mucho de tener una fortaleza incontestable”.

Barcelona tiene un apoyo apenas superior al 40%

Del cruce de datos entre los resultados de las autonómicas de 2012 y la encuesta del CEO se concluye que el apoyo a la separación en las mayores ciudades de Cataluña se queda por debajo del 40%. “La ciudad más poblada, Barcelona, tiene un apoyo al independentismo apenas superior al 40%, y las seis ciudades siguientes en tamaño, entre las que se incluyen Tarragona y Lérida, presentan un apoyo aún menor. Aun en Gerona, la capital más favorable a las tesis independentistas, el apoyo calculado resulta ligeramente inferior al 50%», dice el informe. Y añade: «De hecho, hasta llegar a Vic (algo más de 41.000 habitantes) no encontramos una ciudad con un apoyo al independentismo por encima del 50%» de su población.

Ello significa que “en ninguna de las 27 ciudades catalanas” que tienen más de 42.000 habitantes se registra una mayoría independentista. “Y de los 600 municipios que sí son favorables al independentismo, sólo 139 de ellos (un 21%) superan los 2.000 habitantes, y únicamente 16 (2,4%) están por encima de los 10.000″, continúa el texto.

El documento -que subraya que en una hipotética consulta quedarían sin efecto la discriminación positiva que la ley electoral provoca en los resultados de Tarragona, Gerona y Lérida con respecto a Barcelona- también establece un seguimiento histórico de las diferencias entre votos independentistas y no independentistas a lo largo de todas las elecciones autonómicas desde 1980. “El gráfico muestra un empate técnico a lo largo de los años con ligeras variaciones en un sentido o en otro, aunque es cierto que el peso de CiU, la caída del PSC y el aumento de ERC en 2012 han volcado levemente la balanza hacia la independencia”, afirma.

¿Por qué parece que está ganando la partida?

¿Por qué, entonces, existe la percepción de que el independentismo está ganando la partida? El estudio identifica varias razones. Por una parte, “la coyuntura política”, que implica “una extraordinaria movilización del independentismo”. También la falta de “una postura homogénea o de proyectos alternativos por parte de las fuerzas no independentistas”. Y, además, cabe tener en cuenta a quienes no quieren seguir como hasta ahora pero tampoco romper, los que echan de menos “un encaje constitucional diferente al actual”. Todos esos motivos hacen que algunas encuestas “muestren un apoyo superior al 50% en caso de referéndum”.

En opinión de los consultores que han elaborado el documento, las opciones de los independentistas en una consulta como la planteada por Mas se reducen, porque se aleja del sí o no puro a la independencia. Y, en cualquier caso, concluyen que la apuesta secesionista “sólo puede tener éxito si se aprovecha el momento de movilización” y “se celebra el referéndum cuanto antes, legal o ilegal, mediante consulta no negociada o planteando elecciones plebiscitarias”. Se trata de la estrategia que quiere imponer ERC. El texto añade: “Un ejército no puede estar movilizado eternamente y hay que aprovechar el desconcierto de aquellos que desde diferentes puntos de vista defienden el mantenimiento de Cataluña dentro de España”.

Publicado en Opinión | 1 comentario

“Ayudamos a la alcaldesa de Santiago de Chile a ganar las elecciones locales”

El publicista Antonio Hernández (Sevilla, 1973) se unió a David Hijón, procedente del mundo del Derecho, y al físico José Manuel López-Cepero para hacer realidad Dialoga, una empresa sevillana dedicada al marketing político que ahora se adentra en el mundo empresarial. Su labor en Latinoamérica les ha llevado a abrir una filial en Chile. “Nuestro enfoque multidisciplinar es la clave del éxito”, asegura.

15199235

–Su empresa está especializada en la aplicación de técnicas de microtargeting a las campañas electorales. ¿Qué es exactamente?

–Es una técnica que divide la población en grupos homogéneos desde el punto de vista sociodemográfico para que haya un punto en común. Por ejemplo, residentes en Pino Montano, de una edad y sexo concretos, con un nivel de renta similar… Analizamos las variables y establecemos estrategias de marketing dirigidos a estos grupos de población.

–También son especialistas en geomarketing electoral.

–No solo electoral, ya que también trabajamos para las empresas, si bien es cierto que el ámbito electoral es en el que nos hemos especializado y el que nos ha ayudado a expandirnos. En concreto, se basa en que, una vez tenemos el microtargeting elaborado y lo ponemos sobre un mapa, nos ayuda a tomar decisiones. Entre ellas, dónde debe ir un político a hacer campaña o, en el caso de un banco, dónde debe abrir una sucursal. En lo que somos particularmente buenos es en tratar grandes volúmenes de información.

–¿Con qué herramientas trabaja Dialoga?

–Para el tema del geomarketing, hemos elaborado un desarrollo propio. Se trata de un software on line de gestión para cualquier tipo de institución, organismos públicos, empresas… Quilt, que es su nombre, es fruto de dos años y medio de desarrollo. Nació en enero y estamos muy contentos porque es un software que nos permite abarcar información de distintas fuentes y ponerlas en relación entre sí. Muchas veces un organismo tiene los datos dispersos y eso no ayuda a tomar decisiones. Así se pueden cruzar. En un Ayuntamiento, por ejemplo, las delegaciones funcionan como un reino de taifas. Si se unieran los datos se podría mejorar la relación con el ciudadano.

–¿Por qué decidieron poner en marcha una empresa de este tipo?

– Nos hemos especializado en el ámbito de las campañas electorales y hemos dado el salto a las empresas. Lo que hemos hecho es montar la empresa que nos hubiera gustado contratar. Detectamos que había un nicho de mercado en este sentido porque la forma de plantear las estrategias de marketing era muy casera. En 2011 nos unimos los socios y nos tiramos sin saber si había agua en la piscina. Como la situación en España estaba tan mal, decidimos volcarnos con el mercado latinoamericano. El 60 % del negocio es nacional y, el resto, internacional.

–¿Qué experiencias exitosas acumula hasta el momento?

–La que nos sirvió para darnos a conocer en América Latina fue la participación en las municipales de Santiago de Chile. Le hicimos la campaña a la actual alcaldesa, Carolina Tohá, que antes no había logrado hacerse con el puesto. Hicimos una trabajo de geomarketing y microtargeting muy innovador y esa experiencia saltó a la prensa chilena. Eso nos permitió expandirnos, por eso hemos decidido abrir una filial en el país. También hemos trabajado en las presidenciales en Ecuador, en la elección de diputados en México…

–¿Y su trabajo se realiza al completo desde Sevilla?

–Trabajamos cien por cien on line, porque nuestros sistemas están en la nube. Gran parte del trabajo se desarrolla desde aquí aunque a veces hay que desplazarse para que te conozcan y porque te piden refuerzos para hacer frente a los finales de campaña. Viajamos habitualmente, pero la filosofía es que la empresa funcione desde Sevilla. Somos los socios los que llevamos a cabo los trabajos y eso es lo que hace a la empresa sostenible. Con una estructura muy pequeña y una oficina en el centro de Sevilla puedes trabajar para el resto del mundo.

–¿Y con personal local de los países donde ha desembarcado?

–Buscamos socios locales, con los que comenzamos a trabajar en Argentina, Chile o México. Establecerse allí de manera permanente es complicado pero necesitábamos dar soporte a nuestros clientes de la zona y por eso abrimos en Chile. Desde Sevilla es más costoso. Vamos a seguir funcionando con esa filosofía. La clave es que cubrimos una necesidad que no está cubierta por otras empresas.

–¿Dialoga ha desarrollado proyectos en España?

–Sí, aunque los clientes que tenemos no quieren que se les dé a conocer. Hemos trabajado en autonómicas, municipales y generales. En estos momentos no hay nada hasta las europeas del año que viene. Por eso nos hemos centrado en el calendario latinoamericano y en nuestro software Quilt.

–¿Cuál es el perfil de las empresas para las que trabaja?

–Son empresas que se plantean la expansión territorial, grandes superficies, redes de franquicias… o aquellas que tienen una organización muy compleja y necesitan aunar los datos. Una vez hecho el viaje hacia el ámbito político era muy fácil llevarlo a las empresas.

–El descrédito que ha sufrido la clase política española en los últimos años se ha disparado. ¿Sucede igual en América Latina?

–No es tan alto, pero sí bastante general que la clase política sea vista con cierto desencanto ciudadano. Lo que intentamos es que el político sea más sensible a las necesidades de los ciudadanos. Cuando tienen herramientas que les permiten ponerse en contacto con ellos de alguna manera se reduce esa brecha entre los dos polos. En algunos países se nota más que en otros. En España, es llamativo el desgaste de los políticos. En Latinoamérica, muchos países sufren mucho la corrupción y también se nota.

Ver la entrevista completa de @claracamposro pulsando aquí.

Publicado en Opinión | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

El geomarketing como herramienta de campaña permanente

Imagen2¿Alguien se imagina que una gran compañía de refrescos como Coca Cola sólo hiciera publicidad cada vez que lanza un nuevo producto? Renunciaría, sin duda, a sus principales activos: su posicionamiento y su imagen definida de marca; dejaría de ser un símbolo para ser poco más que una embotelladora de agua azucarada. En política ocurre algo similar, no podemos esperar al pistoletazo de salida que significa el comienzo de una campaña electoral.

Todas las acciones de un líder político o de su organización forman parte, queramos o no, de una campaña “permanente” y, por lo tanto, los últimos días de una contienda electoral sólo se van a poder llevar a cabo pequeños cambios sobre lo que ya se haya trabajado con anterioridad. Es como intentar aprobar un examen estudiando sólo la noche antes, o intentar remontar un partido en el tiempo de descuento: puede funcionar, pero no suele ser la actitud más recomendable.

“Menos publicidad y más estrategia”. Ésta es la recomendación que en 1986 hiciera Philip Gould —el hombre que ayudó a Tony Blair a convertirse en Primer Ministro británico después de casi dos décadas ininterrumpidas de conservadurismo— a un Partido Laborista que, entonces, no lograba levantar el vuelo. Incorporando la experiencia de diferentes especialistas, se pondría en marcha el “Strategic Development Group”, que tenía por objeto analizar de forma permanente las motivaciones e intereses de los electores. Por “estrategia” Gould señalaba la necesidad de estar en sintonía con las preocupaciones reales de los británicos para hacer “políticas públicas profundas y contarlas con mensajes atractivos y coherentes”. Había que definir bien el programa político, coordinar mejor la comunicación, ser más creativos y, fundamentalmente, conocer perfectamente a los británicos. Gould tenía muy claro que una campaña no es una reunión de promesas impactantes de última hora, sino un proceso continuado a lo largo de la legislatura.

Desde hace décadas se ha observado que las características que describen la competencia política son bastante similares a las que rigen el mercado. Surge y se desarrolla el marketing político, como conjunto de técnicas de investigación, planificación, gestión y comunicación que se utilizan en el diseño y ejecución de acciones estratégicas y tácticas a lo largo de una campaña política.

Es por ello que el marketing político ha ido adaptando diversas disciplinas exitosas en el marketing comercial, que cuenta con una trayectoria de desarrollo mucho mayor.

El geomarketing o marketing geográfico es una de estas aplicaciones. Un enfoque que permite aplicar las herramientas de marketing mix sobre el espacio o el territorio. El geomarketing permite una más efectiva toma de decisiones al aplicar las distintas principios del marketing, ya que es capaz de relacionarlas con el territorio donde éstos se producen.

El geomarketing es una herramienta estratégica, donde el conocimiento previo del candidato y de su equipo, del adversario, del entorno en el que se va a producir la contienda, etc. juegan un papel fundamental en la toma de decisiones.

Es, además, en un contexto de campaña permanente cuando cobra más sentido el geomarketing político como herramienta: Una campaña permanente necesita herramientas permanentes.

Por otra parte, no debe haber nada más importante que saber exactamente cómo es nuestro votante. Debemos utilizar todas las herramientas que podamos para averiguar qué hace, qué quiere, dónde está y cómo es. Suele ganar las elecciones el candidato o el partido con el que más se identifican los votantes.

Son importantes, evidentemente, los sondeos y estudios cuantitativos y cualitativos, pero hay varios aspectos de los que conviene tener la mayor información, y de la mejor calidad: un buen mapa electoral, con un análisis cuantitativo y cualitativo de los resultados electorales a nivel de asiento electoral, sector, segmento o manzana; una comparativa con los resultados electorales en contiendas anteriores; un buen targeting territorial y ciudadano, en base al análisis de los resultados con un informe de territorios-objetivo y de grupo de ciudadanos-objetivo; un detallado mapa de aliados, stakeholders y líderes de opinión; un conocimiento detallado de los recursos humanos y materiales del partido y de su disponibilidad; un buen análisis de debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de los partidos y candidatos —incluyendo al nuestro—, etc. En definitiva, toda planificación estratégica requiere inicialmente de una gran labor de inteligencia, de conocimiento del entorno, de los competidores, de los “clientes”.

Pues bien, es precisamente en este paso previo de conocimiento del votante donde el geomarketing político juega un papel fundamental, ya que permite utilizar la más alta tecnología para procesar y modelar toda la información electoral, sociológica y demoscópica para localizar el target que podrá afianzar el éxito de la planificación de la campaña permanente.

El geomarketing político no sólo es una herramienta para la planificación estratégica y la toma de decisiones. Bien utilizado, puede convertirse también en un potente soporte para la movilización de los equipos de campaña. La estructura de geomarketing, que es capaz de procesar, analizar y mostrar los datos, desde la mayor escala —todo el país—, a la más pequeña —de sección electoral, asiento, sector, segmento o cuadra, dependiendo de la legislación del estado en el que se aplique—, se ha demostrado como un apoyo muy importante para las brigadas de puerta a puerta, los agentes electorales y los equipos de campaña sobre el terreno, puesto que van a dispones de información muy detallada del territorio sobre el que tienen que trabajar —Casos recientes de éxito de esta estrategia los encontramos, por ejemplo, en la victoria de Carolina Tohá en las municipales de Santiago de Chile, o en la victoria de Obama en las Presidenciales norteamericanas—. Siguiendo un símil bélico, si nuestras tropas conocen mejor el terreno y tienen mejores armas que el adversario, serán mejores y, además, estarán más motivadas.

Eso sí, hace falta un sistema de geomarketing político, como el de Dialoga, que sea estático ni estanco. Nuestro sistema no establece ni un marco cerrado de datos, ni un número limitado de preguntas que se pueden hacer. Al contrario, después de la carga inicial de datos electorales, socio-demográficos, estadísticos y cartográficos, el sistema elabora análisis específicos para preguntas concretas: ¿Dónde se encuentran las personas que corresponden a un determinado perfil poblacional? ¿Dónde conviene priorizar las acciones para mejorar el grado de conocimiento y simpatía del candidato? etc.

Por tanto, en un contexto de campaña permanente, el geomarketing político es decisivo a la hora de posicionar al partido o al candidato. Gracias al geomarketing se pueden llevar a cabo acciones de microtargeting que permitan aumentar la base social que, a la postre, se convertirá en la base electoral del partido.

Cada trabajo de geomarketing político que se desarrolla para un determinado territorio se nutre de forma notable de cada experiencia anterior, tanto en cuanto a asuntos formales o técnicos —formas de tratar la información, establecimiento de prioridades, etc.— como de inteligencia —la comparación con los resultados anteriores es mucho más rica cuando se ha hecho un análisis profundo de los mismos que cuando simplemente se miran diferencias numéricas.

Cada trabajo sucesivo es de mejor calidad porque se va ganando en experiencia, conocimiento del terreno y en la calidad de las reflexiones sobre el territorio.

¿Es útil el geomarketing en campaña? Por supuesto. Pero un geomarketing permanente es muy superior a un geomarketing de campaña por varios motivos:

  1. El análisis de un geomarketing centrado exclusivamente en el periodo de campaña electoral tendrá forzosamente que ser más simple y genérico que el que salga de un análisis continuado y bien engrasado del territorio.
  2. Se carecerá de información histórica que ayude a interpretar mejor los resultados
  3. Y, lo que quizás es más importante, se habrán perdido un tiempo y una energía preciosos en los meses previos a la campaña. Muchos de los puntos que el geomarketing de campaña electoral marcará como importantes podrían haber sido detectados con anterioridad, y, con un adecuado trabajo, estar ya bien consolidados para entonces.

De esta manera, el geomarketing del territorio es una herramienta viva y en constante evolución, útil en todos los puntos del proceso y no sólo estrictamente en la campaña.

Publicado en Opinión | 1 comentario

“De los medios sociales a la estrategia de datos”

"La Cueva", en el cuartel general de campaña demócrata

“La Cueva”, en el cuartel general de campaña demócrata

“El éxito electoral de Obama 2012 se basó en una sofisticada estrategia de datos que logró no solo hacer un microtargeting preciso y eficaz a los electores. Más importante todavía, permitió que la dirección de la campaña en Chicago contara con información precisa y accionable a lo largo del proceso que le ayudó a tomar decisiones cruciales basadas en la mejor información a su alcance. Del estado de las finanzas de la campaña al número de voluntarios disponibles en un día determinado en un condado remoto de Ohio; de sofisticados modelos que analizaban la complicada aritmética del Colegio Electoral a bases de datos que diseccionaban al electorado en base a cientos de categorías y criterios”.

Hace pocos días, el pasado 11 de diciembre, la Fundación Alternativas ha publicado un interesantísimo memorando, firmado por Diego Beas, que analiza de manera sucinta, pero bastante acertada, lo que ha representado la campaña de Obama de 2012 y la tendencia que marca para las futuras campañas electorales e, incluso, para el ámbito de la gestión pública.

[Obama 2012: de los medios sociales a la estrategia de datos]

A mi mente ha venido el recuerdo de los orígenes de esta aventura llamada DIALOGA, que ya va camino de sus dos años de historia. Muchos no dudaban en mostrarnos su extrañeza por atrevernos a emprender una aventura en el mundo empresarial de la consultoría política, que no estuviera vinculada exclusivamente al ámbito de la comunicación, que ha copado en las últimas décadas el protagonismo y ha llevado la batuta en las estrategias políticas y electorales. Nuestro proyecto era —y sigue siendo— una apuesta decidida por el uso y desarrollo de las tecnologías al servicio de la política y la gestión.

Nuestra visión era sencilla: las campañas políticas y la gestión pública suelen flaquear en la estrategia de datos. Se suele contar con mucha información, pero rara vez se relaciona y se muestra de manera que sirva para la toma de decisiones políticas. Nosotros lo habíamos intentado con anterioridad, puesto que proveníamos de la gestión pública y no habíamos sido capaces de encontrar ningún proveedor que nos permitiera conseguir dicho objetivo; por lo tanto, íbamos a constituir la empresa que nos hubiera gustado contratar y que nunca pudimos encontrar. Había nacido DIALOGA.

Teníamos muy claro que la clave era tecnológica. No hemos sido los únicos, la primera campaña presidencial de Obama había puesto sobre la mesa la importancia de una buena estrategia en red y habían surgido muchas empresas, con mayor o menor nivel de profesionalidad, especializadas en la materia. Sin embargo, nuestro enfoque era diferente y, al menos hace casi dos años, bastante inusual: la clave estaba en la estrategia de datos. No basta sólo con almacenarlos, lo cual genera mucha información, pero de poca utilidad práctica, sino en cruzarlos entre sí y localizarlos geográficamente, lo que genera conocimiento y dota de las herramientas necesarias para la toma de decisiones políticas. Como muy bien expresa el memorando, “convertir, en otras palabras, múltiples datos inconexos en información y tendencias útiles para tomar decisiones”.

Tuvimos la oportunidad de poner en práctica nuestra metodología, por primera vez, en las pasadas Elecciones Generales de 2011 en Sevilla y, desde entonces, hemos ido refinando nuestro know how y nuestro motor de base de datos en sucesivas experiencias, hasta llegar la que quizás es una de nuestros mejores avales en este sentido, las elecciones municipales de Santiago de Chile y la victoria de Carolina Tohá.

[Case Study: Elecciones municipales 2012 en la Comuna de Santiago de Chile]

En todo este tiempo, a sabiendas de que la campaña no es un estado coyuntural, sino  permanente, y de que nuestra metodología podía ser útil también para ayudar en las labores de gobierno, hemos desarrollado QUILT, el primer sistema de gestión política para todo tipo de organizaciones e instituciones. Está diseñado como un cuadro de mando que aporta toda la información necesaria para la toma de decisiones políticas. QUILT no es, por tanto, una herramienta más de administración electrónica —que están enfocadas a la tramitación de expedientes administrativos— es una solución para los responsables políticos y sus equipos de trabajo. Como dice el propio documento, “una reinvención en la forma en la que los gobiernos identifican, valoran, diseñan e implementan las políticas públicas” y, añade, “el entorno ideal para experimentar con datos es el gobierno local”.

[QUILT. El Municipio en la palma de tu mano]

Por todo lo dicho anteriormente, no es de extrañar que nos sintamos reconfortados al leer en el memorando de la Fundación Alternativas afirmaciones de este tipo:

“La demoscopia tradicional pasa de las encuestas, los sondeos y los focus groups a una interpretación más amplia de una variedad muy diversa de datos. Demográficos, de comportamiento electoral, financieros, historiales de crédito, preferencias comerciales, barrios de residencia, etc. Todos cruzados entre sí y analizados de una manera distinta y novedosa. Aunque la existencia de ninguno de estos datos es nueva, la forma de recopilarlos, procesarlos y analizarlos sí lo es.”

Se trata, sin duda, de un magnífico memorando, con el que coincidimos en todo, aunque nos gustaría hacer una puntualización en lo que se refiere a “Europa y España ante el reto de los datos”, un reto que el autor coloca al nivel de una “asignatura pendiente” y que consiste en conseguir los datos (la materia prima) y, fundamentalmente, en desarrollar lo que Beas denomina expertises (el know how).

En este sentido, aunque se trata de una asignatura pendiente, DIALOGA lleva mucho tiempo trabajando en ello, con diversas experiencias de éxito. No digo que hayamos llegado los primeros, lo que sí afirmo es que estamos aquí. La tecnología y los datos al servicio de la política y de la gestión son ya una realidad más allá de la campaña de Obama y están a disposición de cualquier administración u organización política que lo solicite.

Publicado en Opinión | Deja un comentario

QUILT. El Municipio en la palma de tu mano

Publicado en Opinión | 1 comentario